Luis Acevedo Espinoza (78)

"He vivido siempre en san Esteban y comencé con solo dos versitos a los 15 años, ahora sé tres, bromea "antes, nadie compartía los versos, eran algo casi sagrado porque todos querían aprender y eran escasos, una vez mi amigo Guillermo campos, incluso cambio un terreno por un verso. Ahora es distinto, la juventud no se interesa en aprenderlos
He vivido toda mi vida ligado a la agricultura y al canto.
Y espero morir en la rueda (ronda de cantores que se turnan para cantar sus versos) por que mientras tenga fuerza seguiré cantando a Dios".