Versos en Décimas

Moisés
Pedro Peña, San Esteban

Moisés fue predestinado
Para salir de Egipto
A todo el pueblo afligido
Que vivía como esclavo
De las aguas fue salvado
Con infinito poder
Y más tarde pudo ver
Lo que sufren sus hermanos
Por querer del soberano
Salvó al pueblo de Israel.

Fue delante del faraón
Gritando esta profecía
Te vendrán plagas y ruinas
Si no oyes mi clamor.
Tiene un poder le contó
Esta vara misteriosa
Sólo te pido una cosa
Y es que podamos salir
O si no vas a morir
Lo mismo que una mariposa.

Un día de amanecida
Se presenta ante el monarca
Y le dijo con voz profunda
Óyeme esta profecía
Tus ideas son judías
OH, rey perverso y tirano
Me mandó dios soberano
A leerte la sentencia
Sufrirás las consecuencias
Si no sueltas al esclavo

Faraón por ser porfiado
Mucho que se resistió
Pero dios lo castigo
Y de todos fue burlado
En el mar quedo ahogado
Y hasta hoy no saben de el
Y moisés le dijo infiel
Hoy tendrás tu merecido
Y por orden del divino
Vengo a darte muerte cruel

Al fin las plagas vinieron
Sobre aquel impío rey
Dios lo castigo por ley
Y los mares lo encubrieron.
Tres días se oscurecieron.
Hubo tinieblas sin luz
Y el pueblo con prontitud
Con valentía y arrojo
Atravesando el mar rojo
Terminó la esclavitud.

Los mandamientos
Rosa Aracena, San Felipe

Tres primeros pertenecen
Al amor del unitrino
Siete al prójimo vecino
Con provecho se refieren
Dichosos lo que me merecen
Meditar estos caminos
Misterios tan superfinos
En las tablas de dios grabó
A moisés le reveló
Los mandamientos divinos.

Amar a dios infinito
Es un deber del cristiano
También no jurar en vano
El nombre de dios bendito
En el tercero esta escrito
Hay un día del señor
Comete un pecado atroz
Quien no cumple lo mandado
Los mandamientos sagrados
De diez se encierran en dos.

El cuarto nos manda honrar
Padre y madre tan queridos
Quinto deja establecido
al prójimo no matar
Esto hay que practicar
Con la mente sana y pura
El teólogo asegura
En el concilio de Trento
Que los dos testamentos
Da pobreza la escritura.

Sexto no hay que fornicar
Séptimo cuidar lo ajeno
Y se insiste en el noveno
La mujer no desear
Octavo no levantar
Testimonios con tu voz
Todos se encierran en dos
Los mandamientos divinos
Y pon tus cinco sentidos
En servir y amar a dios

Santísima cruz bendita
Varilla de sarmiento
Díos a moisés le entrego
Los sagrados mandamientos
El divino padre eterno
Le dio el padre eterno
Le dio el tesoro infinito
Los mandamientos divinos
De diez se encierran en dos
Da probanza la escritura
En servir y amar a dios.

José
Abraham aguilera, Curacaví

De edad de dieciséis años
Aquel joven fue vendido
Y de ahí lo han traído
A otro país extraño
Con hacerle un daño
No estuvieron satisfechos
Lo vendieron con despecho
Como esclavo al faraón
Y entonces dijo Simeón
Pónele llave a tu pecho

Para engañar a su padre
Degollaron un cabrito
Y tomando sus vestidos
Lo rociaron con sangre
En aquel preciso instante
Jacob lloro de emoción
Y uno llamado Simeón
Dijo en tono muy severo
Pone candado al secreto
Y aldaba a tu corazón

La mujer de Putifar
Se prendo a hermosura
Y está es la verdad pura
Que se hubo enamorar
José la ha de rechazar
Y ella acusó a su marido
Putifar muy atrevido
Dijo ya te meto preso
Es bueno poner por esto
Picaporte a los sentidos

José en la cárcel estaba
Con otros dos compañeros
Uno que era panadero
Que muchas veces soñaba.
José el sueño interpretaba
Con fijeza y precisión
Y después el faraón
Le decía muy sincero
Ponle trigos a tus graneros
Y cerrojo a tu intención

Jacob y doce hijos
Sufrieron hambres y penas
Y cruzaron las arenas
Para regresar a Egipto.
Antes de morir les dijo
Con pena y aflicción
Pasen a mi habitación
Que los voy a bendecir
Y poco antes de morir
Les abrió su corazón.

Anunciación
Estelvino Madariaga Curacaví

Cuatro mil años hacia
Después de la creación
Cuando fue la anunciación
De aquel divino Mesías
El ángel dijo María
Yo te saludo con fe
Y el verbo no se ve
Por su madre te escogió
Y aquel día floreció
La vara de José

Dijo el ángel con amor
A la virgen celestial
De tu vientre virginal
Nacerá nuestro señor
El ángel con candor
Dijo te alabo mil veces
Porque solo tú mereces
Recibir este misterio
Y tu virtud en los cielos
Todos los años florece

Le dijo el ángel de dios
Solo tu bendita eres
Entre todas las mujeres
De ti nacerá el señor
El mismo que dios escogió
Pa salvar al ser humano
Y el centro de tus manos
No se apagara jamás
Solo así será verdad
La palabra del cristiano

Aquella virgen doncella
Llena de paz y dulzura
Se arrodilla con ternura
Con su alma pura y bella
Relumbro como estrella
Y en su trono resplandece
San José dijo ya viene
A salvarnos el Mesías
Y a la luz del claro día
Donde esta que no aparece

Que lindo estái niño dios
Florecita de Alejandría
El señor ha de nacer
Y el vientre de María.
Se cumple la profecía
Que a todos dada nos fue
La vara de san José
Todos los años florece
La palabra del cristiano
Donde esta que no aparece.

Nacimiento
Narciso Guajardo Petorca

Cuando la virgen María
Sacó a la luz el niño díos
Tan bonito que nació
Que a todos causó armonía
El niño dios decía
Si alguno me bautizara
La gloria regalara
Y el paraíso terrenal
Y entonces dijo a san Juan
Cantando me voy p´al agua

Cuando los tres reyes fueron
A adorar al niño dios
Herodes los atajo
Y los tomo prisioneros
Entre los judíos dijeron
Esto ha venido de lo alto
Y en hablar yo no le falto
Porque a nacido en Belén
Y cuando lo voy a ver
Allá me estoy un buen rato

Cuando el niño dios fue
Al templo hacer oración
Quedaron en confusión
La virgen y san José
Ahí lo hallaron después
En el templo al niño santo
Que se pasaba alabando
A su dios y padre amado
Padre, no tenga cuidado
Por si acaso me dilato

Quien ha visto al salvador
En los brazos de María
Y quien ha visto al Mesías
Como rayito de sol.
Quien ha visto al redentor
Durmiendo sobre unas tablas
Me cuentan que es la palabra
Del mismo dios verdadero
Pa´ explicar este misterio
El afligido es el que habla.

Santísima cruz bendita
Luna que alumbra por lo alto
Anoche estando durmiendo
Soñé con todos los santos
Mas vale no dormir tanto
Y cantar tus alabanzas
Cantando me voy pa´l agua
Allá me estoy un buen rato
Por si acaso me dilato
El afligido es el que habla.

Nacimiento
Juan Aranda Quillota

Nació con gran humildad
En el portal de Belén
Entre la mula y el rey
En aquella oscuridad
San José con ansiedad
Lo sostenía en sus brazos
El gallo dio un aletazo
Y dijo cristo nació
Y para adorar a dios
En el altar hay un vaso

Y cuando iba a nacer
El Mesías verdadero
Una tenca y un jilguero
Le cantaban con placer
En aquel anochecer
Todo lindo se veía
Entonces dijo María
A su esposo san José
Quien tuviera p´a la sed
En el vaso una bebida

Llegaron sin novedad
Alegres unos pastores
Que le entregaron sus dones
Con cariño singular.
La noche se ve brillosa
Este niñito reposa
En la cuna les diré
Entonces vio a san José

En la bebida una rosa
Una estrella anunció
Al Mesías verdadero
Y por todo el mundo entero
La noticia recorrió
Y cuando luego aclaro
Todo lindo se veía
En aquel día precioso día
Y en tan hermoso lugar
Se veía en cada altar
En la rosa María

Glorioso estái niño dios
Clavelito colorado
Este niño que ha nacido
Tendrá que ser bautizado
San José con sumo agrado
Lo llevaba entre sus brazos
En el altar hay un vaso
En el vaso una bebida
En la bebida una rosa
Y en la rosa una María.

 
Nacimiento
Estelvino Madariaga Curacaví

María a Belén llego
De nueve meses cumplidos
Y en su parto a tenido
A Jesús hijo de dios .
El pesebre alumbro
Como reluciente aurora
La luz de la luna asoma
Y el buey aliento le a dado
Y pa´que fuese abrigado
La vaca parió en la loma

La misma noche de pascua
Cuando nació Jesucristo
A adorarlo han venido
Los santos y los patriarcas
Los reyes y los monarcas
Fueron a la novedad
Y sin saber dónde está
Dónde fue nacido el rey
Les dice que fue en Belén
El ternero en la quebrá

María lo contemplaba
Porque era su único hijo
Y lo adoraba de fijo.
Entumido como estaba
De frío cristo lloraba
Aquél divino Mesías
Y fueron con mucha prisa
A adorar su nacimiento
Y lo anunciaba contento
El vaquero en las cenizas.

Cuando los reyes supieron
Que el hijo de dios nació
Herodes los persiguió
Y los llevo prisioneros
De Jerusalén salieron
Para ir a adorar
Los judíos van detrás
Pa´ matar al redentor
Y hallaron a un segador
Comiendo papas ásas

Glorioso estái niño dios.
Varillita de albahaca
Nuestro redentor nació
En unas humildes pajas
Los reyes y los monarcas
Todos lo van a adorar
La vaca parió en la loma
Y el ternero en la quebrá
El vaquero en las cenizas
Comiendo papas asás.

Bautismo
Ezequiel Quiroz Aculeo

Dice la historia sagrada
Que el Mesías verdadero
Se retiró por primero
Antes de ir predicar
Cuando acabo de ayunar
Por su tierra predicó
Los milagros enseñó
Doctrinas y mandamientos
Y llegando ya el momento
Un amigo a otro pidió.

A la orilla del jordán
Llegó el divino maestro
Y san Juan con gran respeto
No quería bautizar
Se oyó una voz celestial
Que del cielo descendía.
Este es el Jesús Mesías
A el deben escuchar
Y san Juan le hubo de dar
Lo que en el mundo no había.

La gente toda corría
Para escuchar la doctrina
Grandes palabras divinas
Que al hombre lo esclarecían
Y los enfermos que había
Jesús a todos sano
Y el bautismo recibió
Por la mano de san Juan
Y como ahora verán
Llego un amigo y le dio

San Juan con gran humildad
A Jesús bautizó
Y el cielo entonces se abrió
Y apareció la deidad
Y después con majestad
El mismo cielo se abría
Y así el hijo de maría
Como fue pronosticado
Le dio aquel hijo amado
Lo que el tampoco tenia

Santísima cruz bendita
Este versito te canto
Y en aquel lugar sagrado
Fue bautizado el Mesías
Y san Juan se resistía
De ponerle agua a dios
Y después lo bautizo
Como todo fiel cristiano
Que siendo un dios soberano
A tal punto humilló.

Predicación
Julio Maldonado Alhué

Recorrió la Palestina
Nuestro salvador jesús
Dando a todos la salud
Y enseñando la doctrina
Aquella gracia divina
Al ladrón le dijo así
A la gloria llegarís
Si acaso pedís perdón
Se me parte el corazón
Cuando me acuerdo de ti

A un monte se fue a orar
A ka orilla del mar muerto
Y a san Juan pidió por cierto
Que lo fuera a bautizar
Satanás el infernal
A Jesús quiso perderlo
Y le contesto el eterno
Andante lejos de aquí
Y al acordarte de ti
No tengo pena ni sueño

Practicaba la humildad
El Mesías verdadero
Se alojaba en u pajero
Por no haber otro lugar
Cansado de caminar
Convertía achico y grande
Derramo gotas de sangre
En el árbol de la cruz
Recordando yo a Jesús
No siento ni fatiga ni hambre.

Por salvar la humanidad
Recorrió la Palestina
Predicando la doctrina
Día y noche sin cesar
Se entrego la soledad
A la orilla del mar muerto
Y decía al padre eterno
Hágase su voluntad
Y viviendo en su amistad
Ni frío ni calor ni tengo

Acompañan a Jesús
Mucha gente peregrina
Y por toda palestina
Le sigue la multitud
Les devuelve la salud
A los ciegos y tullidos
Y los pobres desvalidos
Lo acompañan sin cesar
A todos vino a salvar
El hijo del dios bendito.

Moisés
Ricardo Pérez San Miguel

Cuando moisés regreso
A su pueblo en Israel
Les dijo con harta fe
Vengo mandado por dios
Al pueblo lo liberó
Clamando al dios verdadero
Y cruzaron el desierto
Alabando a su señor
Y de ver lo que se vio
Deja de cantar jilguero.

Cuando la mar rojo llegó
Ahí extendió su vara
Para que el pueblo pasara
Según la orden de dios
Toda la gente paso
Al padre dios alabando
Dulces canciones cantando
De la celestial mansión
Moisés digo la faraón
No me estas atormentando.

Cuando el señor le mando
A moisés los mandamientos
A esa hora y momento
Al tiro los aprendió
El señor le dijo yo
Tus pasos guiare
Y nunca te olvidare
De este pueblo tan querido
Porque andar solo y perdido
Muy triste tiene que ser.

Cuando el pueblo caminaba
A tierras de promisión
Desde la alta mansión
El mismo dios los guiaba
Algunos se rebelaban
Mientras iban caminado
Y se seguían quejando
Querían volver a Egipto
Y será un triste destino
Estar cantado y llorando .

Santísima cruz bendita
Ramilletito de cedro
Enséñanos tú el camino
Para llegar a los cielos
Cuarenta años anduvieron
Por la arena del desierto
Deja de cantar jilguero
No me estís atormentando
Muy triste tienes que ser
Estar cantando y llorando.

Jacob
Luis Soto Mallarauco

Cuando ya determinó
Dios de darle una mujer
Con su infinito poder
Donde labán lo mandó
En dicha casa encontró
La felicidad y placeres
Y se unió con estos seres
Así dice la escritura
Y es esta es la verdad pura
Jacob tuvo dos mujeres

Catorce años pololeó
Jacob el tierno amante
Por ver los finos instantes
Que de su mujer gozó
Las dos bellezas logro
Según consta el papel
Vivía sumiso y fiel
De verla tan cariñosas
Sus dos amantes esposas
Que fueron lía y Raquel

Cuando cansadas se vieron
Por divina permisión
Según dice la versión
Doce hijos le nacieron
Fama y renombre tuvieron
Según d´ explica la plana
Y al final con mucha ganas
Sirven al omnipotente
Y además de ser parientes
Ambas dos eran hermanas

De la casa de labán
Partió el santo patriarca
Recorrido la comarca
Llamada de Canaán
En verdad comprenderán
Que fue jefe de Israel
Lo asegura Samuel
Con otros mas que lo vieron
Y sus dos esposas fueron
Primas hermanas de el

Al fin como todos vieron
Jacob tuvo doce hijos
Y nadie sabe de fijo
De cuantas mujeres fueron
Muchas penurias sufrieron
Los doce hermanos por cierto
A José lo dan por muerto
Y resulta que esta vivo
Más tarde les vende trigo
Y no les cobra ni un peso.

Creación
Armando Balladares Cajón

Nuestro padre celestial
Creo el alto firmamento
Y en último momento
Hizo el hombre espiritual
Y por orden eternal
Poco tiempo allá vivieron
Causa fue de que comieron
Del árbol del bien y del mal
Muy contento dijo Adán
Una naranja me dieron

Adán fue aquel inocente
Que habitaba en el paraíso
Comió sin pesar lo que hizo
Después lloro de repente
Dios maldijo a la serpiente
Y al hombre por ser altivo
Le decía y con motivo
Te Vai a acordar de mi
Y se quedo el infeliz
De colores amarillos

El señor le dio sentencia
Castigando a los culpables
Antes eran inmortales
Hoy perdieron la inocencia
Llorando en su presencia
En aquel triste momento
Dijo adán mucho lo siento
Porque a Eva complací
De aquel fruto que comí
Cada gajo era un tormento

Uno al otro se dijeron
Vamos saliendo pa´ fuera
Y con hojas de una higuera
Su desnudez la cubrieron
Hambres y penas sufrieron
Trabajando con delirio
El mandato era sencillo
La fruta les dio ruindad
Cada gajo era maldad
Cada semilla un martirio

El señor les prometió
Al Mesías verdadero
Que enclavado en un madero
La gracia nos devolvió
Quiso el soberano
Dar a todos redención
Y en la santa encarnación
Nació el hijo de María
Y el hijo de dios vendría
A darnos la salvación.